Tres Saquitos Tres

By ,

Cuando uno empieza a tejer para alguien que tiene cerca se empieza a presentar la dificultad de los tamaños. Es tan genial cuando el patrón dice “18 meses” “3 años” “recién nacido”, uno empieza a tejer el talle aproximado que quiere y el único interés es verlo terminado! Es bastante menos genial tener que sentarse un rato sin lanas ni agujas a hacer un poco de ejercicios de matemática con las medidas, ni hablar de hacer una muestra y analizar si son las agujas correctas y calcular el tamaño final a partir de ese cuadradito, y sufrir durante todo el tejido pensando si la cabeza del invidivuo va a pasar o no por el cuello, si le va a entrar la panza o si la manga le va a quedar corta.

Bué, tampoco tanto sufrimiento, digamos que la parte difícil es cuando probamos la prenda y nos dimos cuenta que tejimos cualquier cosa. Siempre presente la arenga “ganamos, perdimos, igual nos divertimos!” porque ningún tejido fue jamás hecho en vano, pero que lindo es terminar algo y que quede perfecto! Y para esto es necesario un poco de matemática y una muestra.

El primer proyecto en el que puse a trabajar las escasas neuronas que me quedan aptas para cálculos es el hiper famoso “Quickie Baby Sweater” o “5-hour Baby Sweater”. Con una búsqueda en google se van a dar cuenta que hay MIL versiones allá afuera, es de esos patrones que se pasan de boca en boca (o de blog en blog) y que todos algunas vez hicimos, simple y lindo. Muchos ostentan su velocidad de tejido llamándolo 5-hour sweater (el sweater de las 5 horas), pero el tiempo que lleva tejer una prenda depende de tantas cosas que es imposible saber de antemano cuanto nos va a llevar. Las versiones difieren un poco en diferentes sitios, acá hay una y acá hay otra por ejemplo. Todas las versiones que hay son en talle único, que vendrían a funcionar para un recién nacido hasta los 6 meses mas o menos. Yo hice tres versiones:
 

Tres Saquitos Tres

 

El primero en color celeste iba a ser para Eugenio recién nacido (nos habían dicho que quizás tenía que nacer hacia las 30 semanas! Después por suerte se pudo quedar…10 semanas más) y ahora lo usa Ambrosio, un pato de peluche. El segundo en marrón y colores varios es un talle 3 a 6 meses para Eugenio también, usando lanas que me habían quedado de otros proyectos, y el tercero en amarillo fue para Leónidas, mi sobrino estrella, en tamaño recién nacido.
Para ajustar el tamaño del celeste a Ambrosio, como tenía que achicar el patrón a un poco más pequeño que recién nacido pero sin saber exactamente cuánto más pequeño, usé agujas más chicas que las recomendadas, 4mm y 4.5mm, y lana más fina.

 

Tres Saquitos Tres

 

El amarillo lo tejí exactamente como decía este patrón, y sirvió durante varios meses, después llegó el verano pero podría haberse usado unos 6 meses tranquilamente. Lo hice sin botones porque me daba miedo que Leonis se los tragara (…) y se nota en las fotos que lo usó un montón!
 
Tres Saquitos Tres

 

El marrón y multicolor lo agrandé un poco de la manera más simple que se puede agrandar un molde que se teje de arriba hacia abajo: agregué 12 puntos al comienzo y los dividí entre las mangas, la delantera y la espalda.
 

Tres Saquitos Tres

 

Cuando se teje de arriba hacia abajo, se empieza en el cuello y, en un punto, se divide el tejido con marcadores en delantera 1, manga 1, espalda, manga 2 y delantera 2. Normalmente ahí se arranca con las aumentaciones hasta que se llega al tamaño necesario del contorno de busto y se unen la delantera 1 con la espalda con la delantera 2, dejando las mangas en agujas en suspenso (o en un pedacito de lana, cualquier cosa para poder dejar los puntos “vivos”), se teje toda la parte del cuerpito y después se vuelve a terminar las mangas. Agregando los 12 puntos al comienzo, cuando tuve que poner los marcadores para empezar las aumentaciones agregué 2 puntos a la delantera 1, 2 puntos a la manga, 4 puntos a la espalda (porque es como 2 delanteras), 2 puntos a la manga 2 y 2 puntos a la delantera 2, todo esto en una vuelta extra que tejí justo antes de la vuelta donde hay que poner los marcadores. Y listo! Con eso le agregué aproximadamente 10cm al contorno, y después solamente ajusté el largo del torso y de las mangas tejiendo más vueltas hasta que quedó del largo necesario. Para saber cuantos puntos agregar hay que saber el tamaño del individuo en cuestión, y más o menos cuanto miden los puntos y vueltas en la lana y agujas elegidas. Ahí, regla de 3 para calcular cuantos puntos tengo que agregar para llegar a los centimetros de contorno que necesito, y divido equilibradamente entre las secciones.
 

Tres Saquitos Tres
 
El detalle del cuello es muy simple de hacer y queda lindísimo, y como la fantasía está hecha sobre una base de puntos pares, siempre que ajustemos el talle agregando de a dos puntos va a quedar perfectamente bien. La banda de los botones y ojales está hecha tejiendo 3 puntos derechos al principio y al final de cada vuelta, pero para talles más grandes (y de paso para agregar un poco al contorno) yo prefiero hacerla de 5 o 6 puntos, sino queda muy angosta.
 
Tres Saquitos Tres
 

Es un patrón ideal para principiantes! Así que busquen un niño cercano al que puedan abrigar cuando empiece el frío, hagan sus cálculos y pónganse a tejer!

-->
Google