Sobre mí

By ,

Hola! Soy Ceci, música, mamá, costurera, tejedora, bordadora, creadora de chucherías y aventurera de manualidades.
En Mis Lanitas vas a encontrar un poco de tejido, de costura y bordado, otro poco de papelería y algunas ideas de decoración para hacer en casa.

cecilia@mislanitas.com.ar

Cuando era chica mi abuela me enseñó a tejer. Vivíamos con ella y compartía la
habitación conmigo. Todas las noches se quedaba dormida mirando la tele; yo
la acusaba y ella refutaba, diciendo que con un ojo dormía y con el otro miraba
(lo cual también funcionaba como “con un ojo duermo, con el otro te espío”).
La Abuela también me enseñó a coser, hace unas cosas bárbaras y le encanta.
Madre heredó el talento y hace uso de él, pero también del feminismo propio de
su generación post-hippie. Entonces se hace la rebelde, pero cuando le toca tejer
algo le sale muy decentemente.

 

Con el correr de los años, los pelos de Madre se erizaban cada vez más en vistas
de mi progresiva adicción al tejido y los quehaceres domésticos. Para nombrar
algunos ejemplos preocupantes, una vez tejí una manta de 2.5m por 1.5 para
Marido (entonces Novio); y cuando supe que me iba a vivir sola, lo primero que
me compré fue una plancha.

 

Pero en realidad, empecé a tejer cosas “de verdad” cuando mis amigas fueron
mamás. Antes fueron todas pruebas extrañas, bufandas que nunca salían
del todo bien, rejunte de lanas que me gustaban e intentos (fallidos) de que
las prendas quedaran dentro de lo normal. En cambio, cuando empezaron a
aparecer las criaturas, y con la ayuda mágica de Internet, empecé a interesarme
en patrones, a investigar técnicas; y aplicando un poco de la moldería aprendida
gracias a mi Abuela fueron apareciendo cosas lindas. Después tuve un hijo y me
pareció muy importante que las cosas lindas se convirtieran en lindas, útiles y
lavables.

 

Tengo varias cajas enormes llenas de mis lanas – lanitas nuevas, lanitas viejas,
lanitas MUY viejas, lanitas rejuntadas, lanitas sintéticas y lanitas de animales.
También tengo agujas de mis abuelas, agujas nuevas y agujas rejuntadas de
cualquier lado; algunas agujas de crochet, agujetas para levantar puntos,
marcadores de vueltas, un burda viejísimo que se rompe todo, algunas revistas
más nuevas, muchas hojas impresas desordenadas con patrones y miles de
anotaciones con inventos para probar. Tengo además un cuaderno hermoso que
me regaló Marido, donde anoto los tamaños de las criaturas que me rodean, las
fechas de llegada de nuevas criaturas e ideas de tejidos para recibirlas, proyectos
que tengo ganas de tejer, puntos fantasía interesantes que algún día voy a usar
para algo y las cosas que se me van ocurriendo para poner acá, en Mis Lanitas.

Google